Tinta del pensamiento

Incondicional

14 de febrero. Algunos celebran San Valentín. Yo, sin embargo, me levanto con el propósito de disfrutar de un miércoles cualquiera. 

Según avanza el día, mis ánimos se van desvaneciendo. Últimamente me pasa muy a menudo. Supongo que no estoy en mi mejor momento.

A pesar de lo cansada que me encuentro, creo que irme a casa no es la mejor opción. Necesito desahogarme con alguien. Y entonces, la doy un toque. Tarda poco en responderme, algo que me resulta bastante raro tratándose de ella (es la persona más dejada del mundo mundial). Eso me hace sentirme un poco mejor.

Horas después la tengo a mi lado, dispuesta a soportar mis penas, como muchas otras veces. 

Cuando se pone a hablar no hay quien la pare. Empieza a filosofear sobre el sentido de la vida y comienza a irse por las ramas. Por eso precisamente decidí llamarla. Estaba tan perdida que necesitaba que me escuchase, pero sobre todo, necesitaba escucharla a ella. 

Aunque somos muy distintas, sé con certeza que es la persona que más puede llegar a entenderme. Siempre me lo dice. 

Tras horas de charla, no somos capaces de concluir ninguna solución a mi problema. Pero no importa. Simplemente su compañía me reconforta.

Consigue sacarme una sonrisa. Bueno, más bien unas cuantas, y sin esfuerzo alguno. Pocos logran algo así en dias como hoy (no soy nada fácil, lo sé). Por eso la admiro tanto.

De camino a casa escuchamos juntas nuestra canción. Con los ojos en llamas, y la mirada perdida... La miro y pienso lo afortunada que me siento. 


Ahora sé que los días de mierda se solucionan con personas maravillosas. Con esas que cuentas con los dedos de una mano. Y es que ella es el primer dedo que levanto.

Sabe que los 14 de febrero me parecen absurdos, pero esta vez creo que es un día perfecto para recordarla lo muchísimo que la quiero.


Gracias. Por ser como eres. Por estar ahí siempre. 

Vas a ser una psicóloga de puta madre, lo sé. Pero como amiga te aseguro que no puedes ser mejor.

En todos nuestros breakdowns, recuerda que debemos growup, forever. 

Te quiero pequeña flor. Eres única ❤️

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: